¿Como Cuidar un Bambu?

El bambú es una planta muy noble y ornamental que de a poco se fue ganando el cariño y aceptación de todas aquellas personas que quieran darle a sus espacios un aspecto fresco y exótico a la vez. En este post te vamos a enseñar cómo cuidar un bambú para que tu planta siempre esté saludable y crezca en armonía.

como cuidar un bambu

Generalidades

Los bambús forman parte de la familia de las gramíneas y son capaces de extenderse por áreas muy extensas con facilidad.  Ya sea que tengas el bambú tradicional o el llamado bambú de la suerte, todas las variedades de esta especie requieren más o menos de los mismos cuidados. En caso de plantarlos en una maceta, lo ideal es que sea espaciosa y si no tiene drenaje no importa, siempre que el plato recolector de agua de la maceta esté lleno.

 La idea es que con muy poco tiempo y esfuerzo de tu parte puedas lograr tener una planta fuerte, vistosa y sana. De todas maneras, debes saber que es una planta que se toma su tiempo para crecer, por lo que te recomiendo que te armes de paciencia y recuerda que lo bueno se hace esperar.

4 consejos sobre cómo cuidar un bambú

  1. Riego abundante. Al margen de que debes regarlo asiduamente, lo ideal es hacerlo con agua filtrada o de lluvia porque es muy sensible al cloro que contiene el agua de red. Lo óptimo sería que la tierra esté siempre húmeda. Si llegas a ver que las hojas se enroscan, es señal de que le está faltando un poco de hidratación. Por el contrario, si se le caen las quiere decir que tiene un exceso de agua. Es cuestión de que a poco le vayas tomando la mano.
  2. Luz. No necesita sol directo ni abundante luz. al ser una planta que proviene de zonas tropicales y selvas, plantarla a cielo abierto no es una buena idea. En su hábitat natural se encuentra protegido por otras plantas. Si recibe demasiada luz o lo rayo del sol de forma directa se enfermará y se pondrá amarillo.
  3. Nutrientes. Si bien no es obligatorio agregarle nutrientes al agua o fertilizantes a la tierra, nunca está demás un poco de ayuda extra. Puedes probar con algunas gotas de alimento para plantas acuáticas. En caso de que el bambú que acabas de comprar se torne amarillento, simplemente sumérgelo en agua de pecera y listo, pronto se recuperará.
  4. Poda. En este sentido, solo corta los tallos y hojas que no luzcan bien. Si quieres que crezca de forma pareja y recta, puedes atar sus ramas con un hilo, pero solo eso. En caso de que lo hayas plantado en la tierra directamente y no en una maceta, te recomiendo que coloques delante de ellos una barrera natural anti rizomas para evitar el avance e invasión del bambú en todo el jardín.

Como verás, el bambú no requiere de tantos cuidados, solo un poco de paciencia, sombra y agua.

Deja un comentario