Palmera de Bambu para Decoración

La palmera de bambú es una planta ideal para decorar tus espacios interiores o patios de luz. Es muy noble ya que requiere cuidados sencillos para crecer adecuadamente. Es muy elegante y ornamental, además de purificar el aire del ambiente en el que se encuentra.

Este tipo de palmera proviene de México y América Central y su aspecto es similar al de una caña de bambú. Sus tallos finos y largos pueden alcanzar una altura de hasta tres metros y están recubiertos de hojas de color verde intenso que se ubican enfrentadas de a pares.

La palmera de bambú puede formar varios troncos que tienen anillos que determinan la edad de la planta. Su estructura se conforma de vainas que al comienzo son claras y a medida que pasa el tiempo se vuelven de una tonalidad amarilla-verdosa. Vamos a conocer un poco más sobre esta planta tan versátil y generosa.

Cuidados de la palmera de bambú

palmera de bambu

Como mencionamos al comienzo, es una planta que no te demandará demasiado tiempo ni atención, sin embrago es importante que tengas en cuenta algunos consejos para que se mantenga siempre frondosa y tupida.

Primero, necesitas ubicarla en un lugar que reciba abundante luz natural. A pesar de ser una planta que se adapta muy bien al interior, requiere de la mayor cantidad de luz posible para crecer saludablemente.

Luego, debes tener en cuenta que no esté expuesta a corrientes fuertes de aire, porque podría dañar su estructura. Por otro lado, necesita una buena humedad ambiental, de lo contrario las puntas de las hojas se pueden resecar.

Con respecto al riego, esta planta necesita mucha agua, entre tres y cuatro veces por semana. Es una buena idea optar por suelos de tipo orgánico y fértiles.

En el caso de la poda, te recomiendo que cortes los excesos de hojas lo más cerca del tronco posible.

¡Ojo con las plagas!

Existen diferentes plagas que pueden dañar tu palmera de bambú y que proliferan por falta de nutrientes, encharcamientos, entre otras causas.

  1. La araña roja. Su presencia es más común en primavera y verano y son arañitas muy pequeñas de un rojo intenso. Se puede hacer un preparado de alcohol, agua y jabón insecticida para eliminarlas rápidamente antes de que se generen hongos y otras plagas que derivan de esta araña.
  2. La cochinilla. Ataca las hojas y el tallo y producen manchas amarillas. En este caso se deben cortar las zonas lastimadas y pulverizar con químicos para eliminarla por completo.

Problemas más comunes

  1. Marrón. Si tiene las hojas de la parte inferior se ponen marrones, quiere decir que ha tenido exceso de agua.
  2. Amarillo. En el caso de que las hojas se vuelven amarillentas, es signo de que a la planta le ha faltado agua.
  3. Puntas secas. Esto se debe a que tu palmera está ubicada en una corriente de aire o un ambiente seco.

Esperamos que estos consejos te sirvan para lucir tu palmera de bambú de manera saludable.

Deja un comentario